Posts Tagged ‘palma’

Se sigue viniendo La Pachanga

Viernes, Agosto 7th, 2009

Vilma Palma e Vampiros levanta la temperatura del termómetro de la escena nacional. Con delirios punkies que emulan a The Clash, o bien cuarteteros con la Mona Jiménez como espejo. ¿El diagnóstico? Fiebre noventosa.

Pero no se altere estimado lector, es una enfermedad que no requiere del uso de barbijo y no es necesario lavarse las manos con alcohol en gel por precaución. Consiste en la reivindicación musical de la década del noventa, que tiene al conjunto rosarino como principal estandarte.

Mario “Pájaro” Gómez, cantante, ve el resurgimiento de su grupo como una retribución. “Es el premio a tanto esfuerzo nuestro a seguir tocando todos estos años, a seguir dándole”, afirma, al tiempo que reconoce que lo pone “muy contento venir a tocar a Buenos Aires, porque siempre se pone bueno”.

El año pasado hicimos muchos casamientos, muchas fiestas, se ve que el grupo es muy querido, así que buenísimo, me gusta”, detalla Mario, quien admite que Argentina era “una plaza que habíamos perdido”.

El show que marcó a fuego el regreso de la banda a los escenarios porteños fue el realizado en The Roxy, que quedó registrado en el último trabajo discográfico que incluye un dvd. Para graficar un poco lo que fue esa noche alcanza con decir que los fanáticos, desaforados luego del recital, siguieron bailando los temas de Vilma Palma en la calle, ante la atónita mirada de los transeúntes.

“Nos debíamos hacer algo acá. Nunca dejamos de tocar y de repente haber vivido eso esa noche estuvo bueno, porque es merecido por toda la trayectoria de la banda”, recuerda el Pájaro, mientras que aventura que Vilma “ya venia sonando bien, pero que con lo del Roxy y el dvd que sacamos la cosa se puso mejor. Ahí empezó a crecer un poco mas”.

No paran nunca más

A todos les ha pasado alguna vez. En un bar/boliche/pub empieza a sonar una melodía pegadiza que en el estribillo dice algo así como: “Pasame más tinto se vino la pachanga…”. Automáticamente se dibuja una sonrisa en los ocasionales oyentes, que muchas veces deriva en la frase: ¿Te acordás de éstos?

La pachanga lleva ¡¡¡17 años!!! sin aburrir y aún le sigue dando alegrías a la banda. A la hora de dar una explicación a tal fenómeno, Mario sostiene: “La pachanga es La pachanga, el leit motiv, no hay palabras”.

Para colmo, casi dos décadas después de la salida de la versión original, ya fue reversionada con ritmo de cumbia, pero el Pájaro, lejos de enojarse por ello, se muestra encantado: “Que la graben, que sigan grabándola. No me molesta para nada, en lo mas mínimo. Escuché Auto rojo en cumbia, y Bye bye, buenísimo. Ahora un grupo de México saca La pachanga en cumbia, es medio reggaeton, está bueno”.

Trascienden fronteras

Vilma Palma se jacta, junto a los Enanitos Verdes, de ser las únicas bandas provenientes del interior del país que, en la década del ’90, conquistaron al público de Buenos Aires y lograron trascender al ámbito nacional, alcanzando el éxito en Latinoamérica. La agrupación rosarina desembarca seguido en Centroamérica y Estados Unidos, pero su cantante relativiza el éxito en aquellos pagos.

“No sé si pegó tan fuerte la banda en el exterior. Hubo shows en EE.UU. que no fue mucha gente, pero no por culpa nuestra, sino porque hay mucha crisis”, reveló el autor de La pachanga. “Es un trabajo de hormiguitas, es para mantener la cosa. De todas maneras, tenemos la suerte de poder ir una vez por año a tocar a Estados Unidos para mantener la plaza. Ahora también México, Colombia, Perú, Ecuador”, admite.

Tras la crisis de 2001. Mario experimentó como músico en Estados Unidos. “No es nada del otro mundo EE.UU.”, dice. “Vivimos ahí dos años, grabamos Vuelve a comenzar, que fue el octavo disco, tocamos en un montón de lugares, conocimos un montón de gente amiga, músicos amigos”, puntualiza.

“El público eran todos latinos que estaban trabajando allá, que le gusta Vilma palma y crecieron con la música de los noventa y nos van a ver tocar cuando vamos”, manifiesta.

Sin embargo, acepta que, pese a su paso por tierras norteamericanas “mi nivel de inglés: cero. En un momento hablaba, pero de caradura, cero inglés. Ni cantaba en ingles”. Así y todo, minutos más tarde, ya en escena, se lo pudo ver reversionando la mítica canción de The Clash: Should i stay or should i go. También hace vibrar al público con una versión al palo de Quién se ha tomado todo el vino, de la Mona Jiménez.

Hay Vilma para rato

El Pájaro se muestra tranquilo en los camarines, aguardando la salida a escena en una fiesta que agrupa a quienes se contagiaron de la fiebre noventosa y se enloquecen con canciones del Teto Medina o Cacho Castaña. Lo único que puede romper con su tranquilidad es aquello relacionado con su amado Rosario Central.

Pese a su fanatismo, asegura que los hinchas de Newell´s lo “tratan bien, porque ya pasé a ser un personaje de la ciudad” y se muestra feliz con las canciones de cancha que sacaron las hinchadas de Estudiantes y Racing con el ritmo de Fondo profundo, su canción, aunque aclara: “la cantó Central hace muchos años atrás, en el 95, 96, cuando sacamos el disco Fondo profundo. Se me puso la piel de gallina, fue terrible”. En ese sentido, afirma que “lo mejor que te puede llegar a pasar es que te canten un tema tuyo en la cancha”.

A la hora de hacer un balance de los 19 años de trayectoria de la banda, Mario se explaya: “Todos estos años lo único que hemos hecho es darle para adelante. Nuestro sueño, si bien no estamos todos los originales juntos, fue que esta banda sea para siempre y voy tratar de seguir tirándole para adelante hasta donde pueda. Por el momento está todo bien y vamos a seguir. Es difícil, pero ahí estamos”.

Asimismo, agrega entre risas, a modo de broma: “La banda suena muy bien, salvo el cantante nada más”. Más serio, cierra: “Es todo un trabajo de hormiguita, no somos una banda mediáticamente fuerte, somos una banda que hay mucha gente que la quiere, que la hizo suya, una banda de culto, es todo a pulmón”.

Unos metros más allá, el presentador anuncia el inminente comienzo del esperado show. El público ruge. Se despliega un Auto rojo de cartón entre los asistentes para recordar otro de los tantos hits de Vilma Palma. El Pájaro pide una bebida energizante antes de salir a escena. ¿Qué pasa que no hay más fernet con Coca? ¿Te acordás de esa?